BlogTratamiento

Vacuna cubana contra el cáncer de pulmón traída a EE. UU. Para un nuevo ensayo clínico

En el pasado, parecía improbable una colaboración entre Estados Unidos y Cuba. Pero ahora que el ex presidente Barack Obama restableció las relaciones diplomáticas con la nación isleña el año pasado, pronto se iniciará un nuevo ensayo clínico importante.

El Centro de Inmunología Molecular de Cuba (CIM) ha estado trabajando en una vacuna contra el cáncer de pulmón, conocida como CIMAvax, durante los últimos 25 años. Ha estado disponible para los pacientes en Cuba desde 2011 y ya se ha utilizado para tratar a más de 4.000 pacientes con cáncer de pulmón en todo el mundo.

En octubre pasado, Roswell Park Cancer Institute recibió la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Para su ensayo clínico de la vacuna. El ensayo clínico acaba de abrirse para la inscripción e incluirá de 60 a 90 pacientes que tienen cáncer de pulmón de células no pequeñas avanzado. Dado que el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en los EE. UU., Esta investigación podría resultar invaluable.

Cómo funciona CIMAvax

CIMAvax es un tipo de inmunoterapia, lo que significa que mejora el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer. En particular, CIMAvax actúa dirigiéndose al factor de crecimiento epidérmico (EGF), un tipo de proteína que las células cancerosas necesitan para crecer.

Si bien la vacuna no mata estas células directamente, bloquea el receptor de EGF, conocido como EGFR, para “matar de hambre” a las células cancerosas. Sin esta proteína, las células cancerosas no pueden crecer ni diseminarse y, finalmente, morirán. Todo este proceso funciona mediante un agente portador que activa el sistema inmunológico para producir anticuerpos y ayudar a bloquear el EGF de las células cancerosas.

A diferencia de muchas vacunas, CIMAvax se describe como terapéutica, no preventiva. Su propósito es idealmente revertir o al menos detener el daño pulmonar en estos pacientes y ayudar a prevenir la recurrencia o tumores secundarios.

Investigadores del Instituto del Cáncer de Roswell Park han dicho que la vacuna también puede resultar un tratamiento eficaz para otros cánceres, como el cáncer de colon, el cáncer de próstata y el cáncer de mama. Tienen la esperanza de que eventualmente también sea eficaz para prevenir el cáncer por completo.

El ensayo clínico está disponible para pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) en estadio avanzado. Los investigadores buscan incluir a pacientes que hayan visto progresión de la enfermedad durante o después de su tratamiento de quimioterapia de primera línea.

El CIMAvax se administrará mediante una inyección mensual, y los pacientes del ensayo también recibirán una dosis de Opdivo® (nivolumab), un fármaco de inmunoterapia que fue aprobado por la FDA en 2015 para tratar el NSCLC. Opdivo es un prohibidor de puntos de control, que bloquea las proteínas de la célula cancerosa que apagan las células T sensibles del cuerpo que de otra manera las matarían. Los investigadores quieren ver si las terapias combinadas serán más efectivas juntas.

Roswell Park Cancer Institute también puede recibir otra vacuna para el estudio de ensayo clínico de CIM. Vaxira® (racotumomab) es otra vacuna terapéutica que se dirige a los tumores cancerosos sólidos y previene el crecimiento tumoral de manera similar a CIMAvax. Esta vacuna también se desarrolló teniendo en cuenta el tratamiento del cáncer de pulmón no pequeño, pero las pruebas iniciales también se han mostrado prometedoras para otros cánceres.

La importancia de los ensayos clínicos

Aunque no está claro si CIMAvax podrá beneficiar a los pacientes con mesotelioma, dado que la mayoría no ve mutaciones en la proteína EGF a la que se dirige la vacuna, destaca el importante trabajo de los ensayos clínicos. Estas terapias emergentes se han mostrado prometedoras en el tratamiento de una variedad de cánceres, incluidos algunos raros como el mesotelioma.

Los ensayos clínicos pueden sentar las bases para crear un tratamiento más eficaz para los pacientes con cáncer. Aunque, por supuesto, nunca hay garantías de resultados positivos, estos estudios ayudan a mejorar y promover el estándar de la atención médica. También pueden mejorar las técnicas de diagnóstico y la prevención. Los pacientes que estén considerando participar en un ensayo clínico deben hablar con su médico y ver si es la mejor opción para su caso.

Los esfuerzos de investigación también están aumentando con Cancer Moonshot, que tiene el objetivo de acabar con el cáncer para siempre. Aunque todavía no hemos llegado a ese punto, estos esfuerzos de investigación combinados junto con las nuevas tecnologías hacen que el futuro parezca brillante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar